lunes, 5 de enero de 2015

Cómo lavar tu chamarra de piel en la lavadora



Dicen que el amor no se puede comprar pero hace como cuatro años yo compré a mi mejor amiga: una chamarra de piel que combina con todo.

Esta prenda no puede faltar en ningún guardarropa. Pero tiene dos problemas: no debe lavarse, se supone, y por lo tanto termina oliendo mal y además se hace más grande con el uso.

Aparte, a mí no me gusta cómo se ven nuevas, el look "súbete a mi moto" cuando están muy brillantes como que no me agrada. Y las vintage, que compras en algún bazar, seguro seguro están sucias.

¿Qué hacer? Internet me dijo que sí la podía meter a la lavadora y que eso hace Meredith Melling Burke, exeditora de Vogue.

Leí la etiqueta. Piel de borrego, nunca lavar, nunca secar en secadora. ¿Quién es el fabricante de mi prenda para saber más que Meredith? Así que la metí a la lavadora.


Quedó im-pe-ca-ble, perfecta. Limpia, oliendo bien, con ese look vintage pero no maltratado, con las arruguitas en los puntos perfectos. Así que aquí les paso el dato de cómo hacerlo.


Como nota adicional, mientras más fina es una chamarra, mejor funciona este método, porque están hechas con piezas completas y no con tiras, y además el impermeablizado suele ser muy bueno. No funciona con piel sintética, claro.


1. Voltea la prenda y cierra todos los cierres


Asegúrate de que todos los bolsillos están vacíos, cierra los cierres si es que tiene, voltea y cierra bien.



2. Lava rápidamente

Elige el ciclo más corto de tu lavadora (el de la mía es de 10 minutos más 5 de centrifugado). Yo puse 2 cucharadas de jabón de Marsella rallado en la máquina, porque el detergente es muy agresivo. Además, agregué dos pantalones para que le hicieran un poco de colchón y no se golpeara mucho.

Obvio, en cuanto la vi dando vueltas me puse a llorar y a maldecir el momento en que le creí a Internet, pero ya no había vuelta atrás.


3. Seca


Dos opciones: si la secas en la secadora se va a encoger, que era lo que yo quería porque ya se había estirado con el uso. Seca 10 minutos, póntela, verifica las mangas y estíralas con cuidado si es necesario y seca 10 minutos más, así hasta que esté seca. No te saltes el paso de estirar las mangas cada 10 minutos o encogerán demasiado y te quedarán cortas.

Si no quieres encogerla entonces cuelga en un gancho de madera, ancho. No la pongas en el sol, puedes secarla en el baño, tardará varios días.



4. Suaviza

Ya seca, tu chamarra se siente un poco tiesa. Aquí usé un viejo truco para suavizar los zapatos de nieve: aceite de linaza. Aplica con un trapo limpio que estés seguro de que no destiña. Aplica hasta 3 capas, dejando que se sequen entre una y otra.

El aceite de linaza se consigue fácilmente en donde vendan material para pintura y óleos.



5. Lúcela

Quedó limpia, suave y hasta retomó la forma que había perdido con tantos años de ponérmela casi diario. La amo.


5 comentarios:

  1. muchas gracias por compartir este método !
    es justo lo que buscaba para lavar mi chamarra :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias lo voy a intentar

    ResponderEliminar
  3. Gracias yo tambien lo intentare,tengo una que no sabia ni como limpiarla

    ResponderEliminar

Pregunta, critica, opina... todo menos hacerme sentir que hablo sola. ¡Hey! zaz, creo que sí hablo sola...