viernes, 1 de junio de 2012

Flechas paso a paso


No sé si recuerden cuando les conté que voy a ser una flecha. Me faltó en esa ocasión contarles el choro de San Sebastián que tanto me gusta contar.

San Sebas era, o por lo menos eso cuenta la leyenda, arquero en Roma. Por convertirse al cristianismo fue condenado a ser acribillado con flechas por sus propios soldados, para lo cual fue atado a un árbol a las afueras de la ciudad. Después de que todos lo hubieran abandonado ahí, dándolo por muerto, Santa Irene lo curó y salvó su vida. Ella le explicó que nadie sabía que aún vivía, pero aun así Sebastián se presentó frente al emperador para aclararle que seguía siendo cristiano. Esto le valió una segunda condena de muerte, a palos. Una vez que sus verdugos se aseguraron de que estaba efectivamente muerto, lo aventaron a la cloaca máxima para que no se fuera de parranda. Entonces San Sebas se le apareció en sueños a algunos cristianos, quienes recuperaron su cuerpo y le dieron una santa sepultura.


Roma ni siquiera tenía arqueros, pero pienso que la historia contiene una moraleja inspiradora: la condena de aquellos que no te aceptan tal cual eres no puede destruirte. Por eso digo que quiero ser una flecha. San Sebastián se convirtió en uno de los santos más representados, sobre todo a partir del manierismo. En las pinturas en las cuales no aparece acribillado con flechas, se le reconoce por llevar una por lo menos clavada en un pie. Se ha convertido en un icono de la cultura gay y yo estoy convencida que no es simplemente por la simbología de la flecha fálica penetrando su piel, sino también por el mensaje de resistencia que contiene su mitología.

En lo que logro ser una flecha, pueden reconocerme de las demás por estas flechas que llevaré en los pies. Las hice inspirada de este post que me pasó @PadrinoTragico, consciente como está de mi obsesión por las flechas y los zapatos. 



En las fotos no se ve bien pero cada zapato tiene su flecha, en la parte de adentro les pegué las "plumas" y en la de afuera las "puntas"


Les paso también una de mis imágenes favoritas de San Sebastián,  de la autoría de Pierre & Gilles:


Y una cancioncita de Santa Madonna, que lleva el mismo mensaje:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pregunta, critica, opina... todo menos hacerme sentir que hablo sola. ¡Hey! zaz, creo que sí hablo sola...